CELO EN LAS PERRAS: LO QUE DEBES SABER

CELO EN LAS PERRAS: LO QUE DEBES SABER

EL CELO EN LAS PERRAS

El objetivo de este artículo es poner en tu mano una serie de nociones básicas sobre el celo en las perras, para que comprendas mejor ciertos comportamientos que pueden darse en tu cachorra llegado el momento del celo.

Si tu perro es un macho, no está de más que eches un vistazo, para ayudarle a llevar mejor el celo de su vecina. Y no solo la vecina del portal de al lado, tirando de olfato, pueden llegar a oler en otras comunidades de vecinos o chalets (love is in the air, y para tu perro mucho más) así que presta atención porque esto puede interesarte.

Por norma general, en primer celo en las perras llega a la edad de 7-10 meses, coincidiendo con 90% de su peso y tamaño de adulto. Es posible que en la perras de razas pequeñas llegue incluso antes, ya que suelen alcanzar su total desarrollo con mayor brevedad.

bodeguero-flor-compressor

Pero no siempre es así, si tu perra está tardando más, no te preocupes, ya que hay algunas perras que no tienen su primer celo hasta los 24 meses. Si bien es cierto que el primer celo suele tener unos síntomas más fuertes y por tanto más evidentes que el resto.

Existe también la posibilidad de que el celo pase inadvertido, a lo que llamaremos celo silencioso. Puede incluso que pase inadvertido para ti.

Pero ten en cuenta que aunque no sea tan aparente como un celo normal, debes de estar al tanto. Sigue siendo un ciclo estral y, aunque tu no lo detectes, los perros que merodean tu zona si lo harán. Lo tienen bastante claro.  La naturaleza se ha encargado de dotarles de 200 millones de células olfativas de media (por cinco millones de los humanos) y ten por seguro que las usarán para encontrar una hembra en celo.

Por tanto, si estás en fechas, y sospechas que hay síntomas de celo por pequeños que sean, acércate a tu veterinario de confianza, y que te confirme si realmente tu perra está en celo o no.

Los síntomas del celo en las perras

¿Tu cachorra te pide insistentemente salir a la calle?

¿Se acerca más de lo normal a la zona de la puerta, ventanas, terrazas…?

¿Ha aumentado la frecuencia con la que orina? (esto se debe a que con sus micciones, va dejando feromonas que le servirán para atraer a los machos)

¿Se muestra intranquila, inquieta, con comportamientos extraños que no estás acostumbrado a ver en ella? ¿o precisamente al revés , muestra una apatía inusual en ella?

¿Ha vomitado ocasionalmente sin causa aparente en los últimos días?

¿Ha empezado a ladrar de una forma un tanto diferente a lo habitual, incluso emitir una especia de aullido?monta-juego-compressor

Pues todos estos síntomas, unidos a una edad aproximada a la que te hemos mencionado arriba, podrían ser indicadores de que tu perra podría estar iniciando su ciclo estral. Si, hemos escrito bien, ciclo estral. A diferencia del ciclo menstrual de los humanos, el ciclo estral es estacional, no cíclico. Más abajo lo explicamos con más detalle.

FASES DEL CELO EN LAS PERRAS

 

1º Proestro

De 3 a 17 días

Atrae machos, pero no se deja montar por ellos. Puede llegar a enfadarse, gruñirles e incluso morderles.

Va dejando “muestras” de feromonas  en forma de sangre, orina, frotándose con algunos objetos, etc. La saliva e incluso las heces llevan feromonas en este proceso. Y no son un simple olor agradable para el macho, sino que son recibidos por el órgano vomeronasal, produciendo desde ese mismo momento cambios en la conducta del macho

Pero también provoca cambios en otras hembras, ya que gracias a las feromonas  se produce un efecto “contagioso” para otras hembras, y notarás que si pasan mucho tiempo juntas, acaban sincronizando sus ciclos estrales.

Aumenta el tamaño de la vulva (puede llegar hasta 5 veces su tamaño habitual)

Aumenta también la testosterona, lo que puede llevarle a tener conductas de macho, como por ejemplo la monta.

Sube la concentración de estrógenos y del riego sanguíneo del útero.

Constantemente se lamerá, tratándose de limpiar la vulva.

Cuando esta etapa está finalizando, se reduce la cantidad de sangre, lo que es indicador de que llega la fase del estro.

2º Estro

Esta es la etapa  en la que aceptan al macho y pueden quedarse embarazadas.

Abarca desde el primer día que se deja montar por el macho hasta el día en que deja de aceptarlo. Dura de media 10 días, pero hemos conocido casos que van desde los 4 días hasta los 17.

Para comprobar que efectivamente se encuentra en esta etapa, sin tener que exponerla a un macho y correr el riesgo de montas indeseadas, podemos hacer la prueba presionando ligeramente la zona lumbar, cerca del rabo. Si se encuentra en esta fase retirará la cola, y se quedará quieta, adoptando la postura conocida como lordosis, indicadora de que está en disposición de acepta al macho.dog-794803__180-compressor

3º  Diestro

La hembra ya no acepta machos.

Momento en el que se inician embarazos psicológicos en perras no cubiertas.

La duración de esta etapa depende de si la perra está embarazado o no. Si lo está, esta etapa durará en torno a 60 días. Si no lo está, la duración del diestro es de unos 20 días.

Hay q vigilar cada día las posibles infecciones de útero y pus durante esta etapa.

Reposo sexual, sin cambios de comportamiento, es posible que     desarrolle la pseudogestación, con leche en sus mamas y cuidando de algunos objetos como si fuesen cachorros.

Es una etapa un tanto peculiar que hay que saber tratar, o al menos documentarse sobre ello, y estar pendiente de los posibles cambios de comportamiento que desarrolle el animal. De hecho, en casi todos los celos se produce una pequeña pseudogestación, aunque la inmensa mayoría de las veces pasa desapercibida para nosotros.

En caso de que se haya producido la monta con éxito, en este periodo la hembra llevara a la cabo la gestación y el parto.

4º Anestro

Dura de 4 a 6 meses, y durante este tiempo no despierta interés en los machos.

Se trata de un periodo de “puente” entre un celo y otro, sin actividad ovárica.

boston-play-compressor

 

CUANDO CRUZAR A UNA PERRA

Si vas a cruzar a tu perra, debes tener en cuenta lo siguiente:

-Lo normal es que la perra tenga dos celos al año, lo que conlleva un intervalo entre ellos de 6 o 7 meses.

-El celo en las perras no sigue una periodicidad estacional, es decir, que puede darse en cualquier época del año, si bien suele ser más común los meses de comienzo del otoño y al comienzo de verano.

-A medida que se van haciendo mayores, se va alargando el periodo de tiempo que transcurre entre un celo y otro.

-Salvo excepciones, nunca dejan de pasar el celo, podríamos decir que no tienen lo que los humanos conocemos como menopausia como tal.

-Pese al punto anterior, no es recomendable cruzar a la perra una vez que ha cumplido 7 años (orientativo) ya que la gestación, parto y lactancia puede suponer un desgaste excesivo para ella.

-Es muy importante, si convives con una hembra perruna, conocer los ciclos de celo, incluso llevar un registro lo más fiable posible por días.  Los cambios bruscos o excesivos de un celo a otro pueden ser indicadores de enfermedades.

-El momento más adecuado para la monta durante el celo en las perras son los días 11 a 15 desde el que empieza a sangrar, aunque el sangrado no es un indicador 100×100 fiable, nos servirá para orientarnos.

-En cuanto a la primera monta, es muy importante esperar al segundo o incluso tercer celo, que nos garantizará un desarrollo físico y mental adecuado.

En el primer celo, los huesos no están completamente desarrollados, y puede haber serios problemas al dar a la luz que le acompañen toda su vida.

-Una perra puede dar a luz cachorros de diferentes machos. Esto se produce porque sus óvulos pueden ser fecundados por espermatozoides de distintos machos en un mismo ciclo estral.

 

ANTES DE CRUZAR A TU PERRA

 

Una vez más, desde perrosmadrid, queremos apoyar la adopción como primera opción si deseas compartir tu vida con un perro, ya que lamentablemente tienes en “oferta” todas las clases, edades y tamaños.

pink-13892__180-compressor

Si buscas lucrarte económicamente con los cachorros de tu perra, ten en cuenta lo siguiente:

-Gastos veterinarios de la hembra durante la gestación y parto.

-Alimentación de calidad para tu perra, ya que es de vital importancia durante esta etapa.

-Accesorios para los cachorros y gastos veterinarios de estos: vacunas, posibles complicaciones, etc.

-Tiempo para cuidarlos y recibir las visitas en casa de interesados en la camada.

 

Damos por hecho que si decides cruzarla lo harás buscando en todo momento lo mejor para ella, y estaremos encantados de ayudarte en lo que necesites. Si no vas a mirar por tu perra, desgraciadamente aún existen sitios en los que serás bien recibido, pero aquí, rotundamente no.

CELO EN LAS PERRAS: LO QUE DEBES SABER
5 (100%) 2 votes
Compartir

Entradas recomendadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. más información sobre políticas de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies